jueves, 1 de octubre de 2009

El circo y los animales


EN EL CIRCO, CUANDO LA FUNCIÓN TERMINA, NO TODOS REGRESAN A CASA.
La realidad de los circos con los animales: el entrenamiento es una agresión psicológica y fisiológica del animal donde se utilizan técnicas bárbaras cuya finalidad es romper su voluntad.
El animal es forzado, por obligación, a adoptar comportamientos anormales y artifiicales para él, y el castigo será mayor cuanto más se resista a aprender.
Cuanto más peligrosos sean los animales más violentos serán los entrenamientos. Los distintos y constantes ensayos destruyen a los animales, les asusta, les angustia, los someten y, en definitiva, los convierten en esclavos.
CIRCOS SI...... PERO SIN ESCLAVOS
¿Acaso el hombre no es lo suficientemente inteligente como divertirse sin torturar animales?

Colectivo andaluz contra el maltrato animal

Seguro que si el pudiera hablar nos pediría que lo liberemos.

Rescate animal Granada

3 comentarios:

Arcana Mundi dijo...

Estimada María:
Es mi humilde deseo invitarla a las sucesivas entradas que iré dosificando a lo largo de las próximas semanas en torno a una obra que según parece también es de su agrado: El Principito.
No sólo se tratará de un mero “refrito”, todo lo contrario, juntos intentaremos profundizar en el significado esencial de esta novelita falsamente calificada en ciertos ámbitos académicos de “infantil”.
Espero que le guste el enfoque que adoptará esta especie de ensayo, si me permite llamarlo así.
Un saludo de éste quien le escribe desde las canarias.

Arcana Mundi dijo...

Estimada María:
Estoy de acuerdo con usted en que El Principito, para entenderlo en su plenitud es necesario atesorar una bien definida madurez intelectual.
Pero también creo que desde el punto de vista sentimental e intuitivo un niño sí que también puede, si no cogitar, sí que sospechar, adivinar, la belleza de las verdades de tan estimulante libro.
Agradezco tu confianza en mi blog.
No sé se alguna vez le haré saltar de las casillas, pues mi pensamiento es muy independiente y va, en no pocos aspectos contracorriente. Pero en mí usted siempre verá a un escritor aficionado auténtico, y que no se tornará adaptadizo por miedo, y/o hipocrecía. Siempre desde la educación y el respeto, se sobreentiende.
Un cordial saludo.

hannuskah dijo...

Totalmente de acuerdo María, es una desgracia, yo desde luego no voy ni recomiendo asistir a este tipo de espectáculos :-( Se me parte el alma.